Los miembros de Confess han estado encarcelados, acusados de atentar contra la moral por tocar heavy metal, desde el pasado noviembre hasta mediados de febrero, cuando han sido liberados al pagar la fianza de 33.000$.

Siyanor [-13] y DJ Chemical, de veintitrés y veintiún años respectivamente, fueron detenidos por la armada de los guardianes de la revolución islámica.

Se les acusa de blasfemia, tocar música satánica, difundir mensajes anti-religiosos y conceder entrevistas a medios extranjeros prohibidos.

Según los cargos pueden se condenados entre 6 meses y 6 años de cárcel, excepto si son considerados culpables de blasfemia, en cuyo caso serán condenados a muerte.

La acusación de blasfemia surge por la letra de su tema “I´m God”, os dejamos el tema para que lo escuchéis.

0