Estuvimos en la primera edición de este concierto en dos partes, la primera, se celebró del día 23, donde el Death Metal fue la nota predominante, y estaremos en el concierto del día 7 de octubre, donde será el Black Metal el estilo elegido. Pero centrémonos en el concierto que disfrutamos el viernes noche.

Lo primero, la organización, que estuvo muy a la altura de lo que las circunstancias requerían; cuando se cuenta con una base sólida, las cosas no pueden salir mal, y tanto Purgatory como Chroma Nation, demostraron que las cosas en este país, en cuanto a organización de conciertos se puede hacer excelentemente. A nosotros en particular nos trataron estupendamente. Desde Atanatos queremos agradecer a Elias de Chroma Nation y a Raquel de The Purgatory por su profesionalidad y su trato cercano con nosotros.

Dicho esto, aquí siempre nos hemos quejado de la poca acogida de los conciertos de este tipo de música en nuestro país, y mas concretamente en Madrid; pero como hemos indicado en el párrafo de arriba, cuando algo está bien hecho funciona; y este concierto funcionó; unas 150 personas no es baladí. La sala poco a poco se fue llenando hasta llegar a un aforo casi completo.

Pero vamos al tema; la sala muy bien, el sonido excelente y las bebidas caras (como siempre), aparte de esto los tres grupos rayaron a un gran nivel.

Los primeros en abrir fuego fueron Fostioner, que presentaron su “Chandal Defenders”  y lo hicieron muy bien, con su humor característico, que no tapa que son buenos en lo que hacen, su Thrash/Death/Grincore, y muchos mas estilos, suena de puta madre en directo, muy potentes consiguen calentar a las masas y no solo sexualmente, con su cantante soltando chorros de esperma, sino que consiguen que la gente se meta en el concierto y disfrute de él. El tema “Pornocalipsis” es brutal tanto en el disco como en directo. Si pasan cerca de tu domicilio habitual, no dudes en acudir a su concierto, te gustaran. Y con ellos vino lo que suponemos fue el momento más bizarro de la noche, bueno, no lo suponemos, lo fue, Pupano, ese muchacho que representó al género extremo en el Diario de Patricia hace muchísimos años, nos deleito con su gran éxito “Gangrena”, de los que Fostioner han hecho una versión en su disco, y cumplió su sueño de “ser cantante Heavy”; el primer bolo de su vida; fueron dos temas y una bonita historia de los años 90 que nos hicieron recordar cómo fue la vida en esos años, pero fue gracioso y una nota simpática en el concierto, no se si se dedicará a esto en adelante pero bueno, ahí quedo.

Después Cuernos de Chivo, los toledanos, impresionantes, dieron un concierto perfecto, aunque como nos comentó Mero, su vocalista, hacía tiempo que no tocaban por problemas personales, no se noto en absoluto su inactividad; la caña que dieron fue espectacular, animaron el cotarro y fueron los que más hicieron moverse al personal en toda la noche. La voz de Mero sonó espectacular y nos sorprendió muy gratamente su batería, impresionante, sin desmerecer al resto de la banda que rayó a un nivel fantástico. Un grupo así demuestra que en España se hace un Death que no tiene nada que envidiar a otros países, en Atanatos nos da mucha rabia que estos grupos no tengan el reconocimiento que se merecen y que sus discos no se vendan como churros; su último disco “La Pandemia”, se merece más de una escucha obligada.

Y apareció Wormed, y qué decir de ellos que no se haya dicho ya; una de las bandas pioneras en España que sigue en la brecha y tan frescos como siempre. Presentaron su último trabajo “Krighsu”, y saben muy bien como hacerlo, la experiencia aquí es un grado, y la voz de Phlegeton demuestra porque en el resto del mundo a esta gente se la respeta sobradamente. Fue un concierto bueno, tocaron los temas que saben que a la gente les encantan y su fuerza se contagia; fueron los que más público tuvieron, es normal, pero a su público le falto algo mas de integración con la banda, que lo dio todo; mas movimiento, mas hostias por así decirlo. Evidentemente desde aquí no tenemos ni que recomendar que vayáis a verlos en cuanto tengáis oportunidad.

En fin que noches como estas son las que nos motivan a seguir en la brecha por la escena patria, las que nos hacen sentir que todo no está perdido en el metal extremo; si la segunda parte del Into the Purgatory sale la mitad de bien será una pasada. Desde Atanatos creemos que así será por el nivel de las bandas del día 7: Frozen Dawn, Vallum, Insaniam y Evil Tormentor, casi nada al aparato. Si estuviste aquí, seguro que repites y si no estuviste, no vuelvas a cometer el error.

Una última cosa que queremos destacar, tuvimos el inmenso placer de ver en acción a Los Julianes. Estos caballeros estuvieron desde el minuto uno en primera fila montando jaleo, empujones, saltos, pogos, circle pits…la hostia, no pararon de moverse, pero con un respeto y un buen rollo que animaba a los demás. Gente como Los Julianes son los que hacen falta en la escena de este país, enhorabuena de verdad, nos vemos el día 07/10 en el segundo asalto del Into the Purgatory.

0