Y por fin llego el dia de la segunda parte del Into the Purgatory segunda parte; esta vez el Black Metal fue el estilo conductor de este concierto.

Lo primero felicitar a Raquel por organizar este evento (no te rindas, sabemos que es duro). Como en el anterior concierto, todo estuvo de 10.

Después tenemos que pedir disculpas, y muchas, a Evil Tormentor; llegamos tarde y nos quedamos sin verles en directo, para nosotros que siempre queremos apoyar a las bandas nacionales, es una vergüenza no haber podido llegar a verles; el tráfico, la dificultad del aparcamiento en el centro de Madrid, pueden ser atenuantes pero nunca excusas, así que primera falta de Atanatos en este aspecto y queda apuntada para futuras ocasiones. Eso sí esperamos con impaciencia otro concierto de Evil Tormentor para poder disfrutar de ellos, que son gente de puta madre.

Cuando llegamos pudimos disfrutar de Vallum, banda catalana, de Black, Metal, que nos recuerda mucho a los mejores Katatonia; tienen una puesta en escena muy buena, su cantante es algo digno de ver, un sonido muy conseguido; en Atanatos los habíamos escuchado muy poco, y nos habían gustado, una vez vistos en directo diremos que los seguiremos muy de cerca y que es un grupo que merece mucho la pena, no se noto el que la formación actual este junta desde hace tan solo 4 meses.

Y le tocó el turno a los locos de Insaniam, y que decir, que por este tipo de grupos merece la pena pagar una entrada, y no solo por lo visual, que su puesta en escena es brutal, Neuros y Psycho estuvieron en contacto con el público desde el principio, sobre todo el primero que estuvo todo el concierto muy implicado con la gente y así da gusto, sino por la calidad enorme que atesoran, no solo en estudio donde ya los conocíamos, sino también en el directo, que es donde realmente tienes que defender lo que haces. Fue un concierto brutal, que ha nosotros se nos hizo cortísimo, queriamos mas, como buenas alimañas; si te lo perdiste, mala cosa, porque, aunque esperamos que se acerquen más a menudo por estos lares, será difícil debido a la dificultad de generar conciertos de este tipo. La próxima vez sé listo y no te los pierdas, merecen muchísimo la pena. Además casi todo el setlist se compuso de canciones de lo que será su nuevo trabajo, cosa muy de agradecer. El sonido fue fantástico y la gente disfruto a tope de ellos, después del concierto hubo un consenso general entre los presentes de que se había presenciado un grandísimo concierto.

Y llegó el turno del último grupo de la noche, Frozen Dawn, y que decir, pues que es un gusto disfrutarlos, son ya unos años sobre las tablas y se nota, te transportan a Winterland, con ese sonido Black de los mejores años del movimiento, es de agradecer que queden grupos de Black Metal como ellos. Los 4 rayaron a un nivel excelente y eligieron un setlist más que adecuado para la ocasión, una buena combinación de temas de sus anteriores trabajos y temas del nuevo disco. Son un grupo a descubrir tanto en estudio como en directo. Ni que decir tiene que fueron de lo mejorcito de la noche, y se noto en el público que les arropó desde el primer momento, como hemos comentado antes, si te gusta el Black y los perdiste, no tienes perdón; Grinder conecto con el público desde el principio, animando desde el escenario y haciendo partícipe a los asistentes de los temas.

En fin que como siempre, seguimos sin creernos que en este tipo de eventos no haya más afluencia de público, fue una noche fantástica que empezó un poco mal, acabó siendo perfecta y da gusto que sigamos teniendo este tipo de eventos, no sabemos por cuánto tiempo, pero hay que disfrutarlo. A nosotros no nos defraudó nada, ni la organización, ni los grupos.

0