Cómo se más creativo

En esta entrada del blog en la sección de “Trucos para músicos” queremos tratar un tema complicado como es cómo ganar creatividad, como ser más ingenioso, en resumen cómo saltar el muro con el que muchas veces nos topamos al componer un tema, preparar una portada o publicar en las redes sociales.

A todos nos ha pasado, sobretodo en nuestras primeras bandas, que nos juntamos un grupo de colegas, uno toca la guitarra, otro el bajo, otro tiene buena voz y si hay suerte encontramos un batería. Te juntas en el local, practicas con varios temas de otros grupos, te machacas bien unas versiones incluso das algún directo para un grupo de colegas. Hasta aquí todo bien, tiras de composiciones de otros y no hay problema, pero cuando por fin te decides a componer el primer tema…aquí viene lo jodido ¿de qué coño hablamos?¿cómo llamo a la banda?¿qué título le pongo a las canciones?

Yo toqué en un grupo, hacíamos versiones de Hamlet y de Lamb of God pero cuando empezamos a crear melodías para nuestros temas no se nos ocurría de que hablar ni como titular los temas. Acabamos teniendo 4 canciones, sin letra, que se llamaban “Proyecto 1”,”Proyecto 2″…el grupo claramente le llamamos “Proyecto”

Trucos para fomentar la creatividad.

1.- No te preocupes lo que vayan a pensar los demás.

¿Qué debió de pasar por la cabeza de los miembros de Metallica cuando estaban preparando su primera balada? Seguro que pensaron “joder, nos van a tachar de moñas, vamos a perder fans…” ¿les importó? No y sacaran una gran balada que fue himno para la banda y gustó a los seguidores más duros.

Si hubieran descartado la idea temas como “Nothing else mathers” nunca hubieran sido creados.

Después de los primeros seis meses, este aparato no se mantendrá en ningún mercado que logre captar. La gente se cansará pronto de mirar todas las noches una caja de madera-Daryl F.Zanuck, director del estudio de cine 20th Century, hablando sobre la televisión en 1946.

2.- Sal fuera de la caja.

Sal de la zona de confort, piensa diferente, dale una vuelta a las cosas, plantéate alternativas en la forma de contar tus experiencias.

No te cohibas tu mismo, el tipo que le puso un puto palo a un mocho creo un hito en la limpieza. Algo tan sencillo como eso funcionó. Replanteate todo, no des nada por hecho.

3.- Investiga, sal a la calle, pasea por el bosque, visitas pueblos abandonados, pasa una noche al raso.

Puedes obtener grandes ideas de tu vida cotidiana, solo falta que las mires desde otra perspectiva.

Otra gan fuente de ideas es internet, aquí puedes encontrar miles de ideas, historias reales, noticias, leyendas urbanas…pero nunca serán tan originales como tus propias experiencias.

4.- Lleva siempre una libreta encima.

También lo puedes apuntar en el móvil o usar la grabadora. Sea lo que sea ten algo donde plasmar tus ideas siempre delante, nunca se sabe dónde puede surgir la “gran idea”. No sería la primera vez que estando dormido te despiertas con una gran historia.

5.- Practica la escritura libre

La escritura libre es un método de relajación bastante utilizado en terapias, consiste en dejar la mente en blanco y empezar a escribir lo primero que se te viene a la cabeza. Al principio cuesta mucho, pero cuanto más lo practiques mayor será el estado de relajación al que podrás llegar y mejores serán las ideas que fluyan de lo más profundo del cerebro.

6.- Prueba alejarte del metal…por unos días.

Escucha otros estilos de música ajenos al metal, no te digo que te pongas Mocedades (que seguro que inspira algo), pero estaría muy bien que escucharas detenidamente otros estilos.

Lo mismo aplícalo a las películas, deja a un lado el terror y el gore y ponte alguna película comercial de Hollywood, o cine de autor europeo, esa gente está muy jodida seguro que te inspiran alguna idea. Busca películas de Giorgos Lanthimos, Andrew Haigh, Urszula Antoniak o Cristian Mungiu. Otra opción igual de jodida para ver una realidad distorsionada del mundo puede ser ver las noticias en 13TV o en Tele Madrid o leer la portada de “El Mundo”, pero no nos hacemos responsables de posibles daños mentales.

7.- Brainstorming.

Esto es como decir todas la gilipolleces que se te ocurran pero con alguna norma básica como:

  • No reírse de lo que dicen los demás
  • No pensar si lo que vas a decir es un absoluta parida, lo sueltas y punto.
  • Marcar un ritmo rápido así no de tiempo a pensar y podrás sacar lo más real de tu mente.
  • Que alguno esté apuntando o grabar la sesión de Brainstorming.

Podéis preparar una sesión de lluvia de ideas en cualquier lugar, en el local, en casa de alguno, pero una buena opción podría ser ir al monte y hacer alguna actividad de relajación o meditación para calentar.

 

En resumen, la mente hay que entrenarla como si fuera un músculo más, práctica, práctica y no te rindas. Prueba estos trucos y nos dices qué tal te ha ido. Mucha suerte y hasta la próxima entrega de “Trucos para músicos”.

[amazon_link asins=’8415431104,B00UEZRG4Y,8415612176′ template=’ProductCarousel’ store=’atanatos-21′ marketplace=’ES’ link_id=’51c67ff7-87f5-11e7-b1a1-9118d5a42e15′]

0