Reconozco que esperaba esta noche con ganas, ya que el poder ver a Immolation, una de mis bandas de death metal favoritas y a la vez un auténtico referente y clásico del género es algo que no se tiene todos los días, y esta vez, gracias a Madness Live! hemos podido disfrutarles en la ciudad de nuevo.

Reseña hecha por:Victor Martín de Keys to Eternity

La noche arrancó con poco público para los que tuvieron la difícil tarea de abrir el cartel, los suizos Omophagia, banda de brutal death metal con dos discos en el mercado, y que esta vez venían a presentarnos su último álbum “In the name of chaos”.  Sonaron muy brutales y técnicos, con unas influencias americanas muy marcadas de bandas como Dying fetus o Deeds of flesh. Entiendo que por algo su sello discográfico actual es el de estos últimos, Unique leader.

Consiguieron ir caldeando el ambiente con su sonido agresivo, sus “arpeggios” de guitarra a lo Dying Fetus y con un cantante con claras influencias vocales de Corpsegrinder en numerosas partes.

Tras el fuerte arranque siguieron Monument of Misanthropy, banda internacional con miembros de diferentes países que desarrollaron un actual brutal death interpretando temas del que es su único larga duración “Anger mismanagement” y su reciente EP “Capital punisher”.

Mención especial a su bajista, que fue uno de los puntos más llamativos de la banda, además de una agresividad desatada, con temas menos elaborados que los anteriores pero que sirvieron para seguir subiendo la energía de cara a los cabezas de cartel y que hizo que algo más de personal se acercara, para los que venían después: los americanos Full of Hell, banda de grindcore/death metal, que ya encontraron mayor cúmulo de gente por las primeras filas y que arrancaron con temas de su último disco “Trumpeting ecstasy”. Temas muy cortos, que rondan el minuto cada uno, como Deluminate, Branches of yew o Bound sphinx, que abren el álbum y a la vez el set-list del concierto.

FOTOS FULL OF HELL

FOTOS FULL OF HELL

Quizás por lo corto de sus temas, interrumpidos por constantes idas y venidas de su cantante para disparar las intros, el ritmo constante y frenético impreso por las dos bandas anteriores se vio interrumpido para caer bastantes puntos. Una banda absolutamente estática que sólo se salvaba por la interpretación del vocalista, muy empeñado en desarrollar su papel desquiciado y vomitivo, algo propio para el estilo y lo que trataban de transmitir, pero que quizás no estaba en el lugar adecuado para un cartel así. Su actuación se hizo bastante monótona y aburrida, algo que no importó demasiado ya que por fin se acercaba la banda principal de la noche…

Tras arrancar en pantalla la diapositiva con el logotipo clásico de la banda (algo que no es coincidencia), aparecieron en el escenario IMMOLATION,  en su ATONEMENT PART II TOUR, presentando su excelente nuevo disco, una obra maestra del death metal que recupera la esencia de los primeros álbumes de la banda y que por algo hace gala del logo de siempre, mi favorito, sin duda.

El concierto arrancó con los dos primeros temas de su nuevo disco, “ The distortion Light” y “When the jackals come”, mostrando a la banda con un empaque y potencia increíble, tan espectaculares como siempre y demostrando que por ellos no pasan los años.

Inmolation - Death Metal

Inmolation

Continuaron con “Father, you’re not a father” volviendo la mirada atrás hacia el “Close to a world below” del 2000, con un Ross Dolan poderoso con el bajo y con su voz, que está en un estado de forma excepcional, y es que en mi opinión es una de las mejores voces del Death metal, al igual que la banda en sí, una absoluta referencia del género.

El tema de arranque de Harmessing ruin, “Swarm of terror” fue el siguiente en el repertorio para enlazar con su más reciente en el tiempo “Majesty and decay” y después volver atrás al Failures for gods con “Once ordained”, con un Robert Vigna en laInmolation - Death Metalguitarra espectacular, como siempre, y al que es difícil dejar de mirar no sólo por su excelente técnica y ejecución brillante, sino por su actitud en escena, con esos movimientos y poses únicas e intransferibles que le hacen tan personal e imprescindible, animando cada segundo al personal, y junto con Dolan, llevándose sin lugar a dudas el foco principal de atención. Ellos son Immolation.

Volvemos a su reciente Atonement con los potentísimos “Thrown to the fire” y “Fostering the divide”, intercaladas por “Kingdom of conspiracy” del álbum del mismo título.

Impresionante el batería Steve Shalaty, en la banda desde el Harmessing ruin y ejecutando cada golpe como debe sonar una batería de auténtico death metal, así como el segundo guitarrista Alex Bouks, muy estático y metido en su papel pero elegante y potente a partes iguales en su toque, ya que además hay que recordar que es un músico de alto vagaje, encontrándole en bandas como Ruinous, o habiendo tocado durante varios años en los grandísimos Incantation, otros absolutos referentes del estilo.

El delirio llegó cuando Ross Dolan nos hizo volver atrás en el tiempo y presentó uno de los temas que ansiaba escuchar esta noche, “Into everlasting fire” de su primer LP “Dawn of possession”, uno de los mejores discos de death metal de la historia.

El público estuvo totalmente entregado desde la primera nota del concierto, pero llegado este punto fue la locura, sin darnos cuenta de que estábamos acercándonos al final del show.

Aún quedaba tiempo para escuchar el tremendo “Den of thieves” de su EP Hope and horror y llegar a la fase final, donde Dolan dedicó el tema que da título a su último disco, “Atonement” a las bandas y personal que les acompañan en la gira.

Se despidieron con el clásico tema que da nombre al grupo “Immolation”, para deleitarnos una vez más con otro tema de su primer álbum.

Ya parecía que habían terminado cuando nos dieron la sorpresa de un tema más, el que da título a su cuarto álbum “Close to a World below”, épico, largo, elaborado e impresionante, con el que cerraron por todo lo alto.

Inmolation - Death Metal

Inmolation

Immolation no envejecen, están cada vez mejor. Mantienen el espíritu y la esencia del Death metal como el primer día.

Ya estoy deseando volver a verles, se me hizo corto, como todo lo bueno, y no queda otra cosa más que agradecerles por ser lo que son, y a Madness Live!, porque gracias a ellos hemos podido volver a tenerles aquí, algo que no sabía si ocurriría ya que en su primera parte del tour, Madrid no estaba anunciada.

Sigo insistiendo en que no sé cómo es posible que un grupo de este calibre tenga que venir a tocar a una sala pequeña y rondar las 100 personas cuando debería estar llenando salas de miles… Por ese motivo siempre diré que estos eventos hay que apoyarlos, no sólo por el hecho en sí mismo, sino porque si te gusta el death metal de verdad, ¡estos son los auténticos!

10/10

Datos


Sala: Nazca de Madrid
Día: 23 de marzo de 2018
Aforo: 120 personas aprox.

Cartel del concierto:


Immolation - Full of Hell - Monument of Misanthropy

Immolation – Full of Hell – Monument of Misanthropy

Multimedia





Inmolation:


Ross Dolan – bass/vocals
Robert Vigna – guitar
Steve Shalaty – Drums
Alex Bouks – guitar
Facebook: https://www.facebook.com/immolation/

Full of Hell:


Integrantes del grupo: ???
Facebook: https://www.facebook.com/immolation/

Monument of Misanthropy:


George “Misanthrope”  (ex-Miasma, Raising The Veil) – Vocal
Jean Pierre Battesti – 1st Lead Guitar
Michel Beneventi – 2nd Lead Guitar
Charles Collette –  Bass
Simon “Bloodhammer” Schilling (ex-Belphegor) – Drums
Facebook: https://www.facebook.com/MonumentOfMisanthropy.BrutalDeathMetal/

Omophagia:


Beni: Vocals
Henrique: Rhythm Guitar
Mischa: Lead Guitar
Rafahell: Bass and Backin’ Vocals
Wild: Drums
Facebook: https://www.facebook.com/Omophagia/

0