AVULSED - Night of the Living Deathgenerations

Esta premisa en Atanathos la teníamos muy clara, desde hace años, pero hemos encontrado un estudio que realizó el profesor Bill Thompson con el laboratorio musical de la Universidad australiana de Macquarie en el que se concluyo que la gente que escucha Death Metal es más feliz que los que no.

Podéis leer el ensayo completo en la web: http://psy.mq.edu.au/me2/

El profesor Thompson escribió las siguientes declaraciones.

Muchas personas disfrutan de la música triste y eso es un poco paradójico: ¿por qué queremos estar tristes? Lo mismo se puede decir de la música con temas agresivos o violentos. Para nosotros, es una paradoja psicológica, por lo que, como científicos, somos curiosos y al mismo tiempo reconocemos que la violencia en los medios de comunicación es un problema social importante”.”

“son gente agradable. Ellos no salen a la calle y van a hacer daño a alguien

El estudió contó con 32 seguidores de la música extrema y 48 personas con gustos más…”normales”. La prueba consistió en escuchar Death Metal o pop mientras veían imágenes violentas. Se les puso para escuchar temas como “Eaten” de Bloodbath o “Happy” de Pharrel Willian mientras se les mostraba una imagen violenta en un ojo y otra imagen común en el otro.

El estudio demostró que todos optaban por fijar la atención en la imagen violenta. “Se llama rivalidad binocuar” y según explicó el Dr. Yanana Sun demuestra que la gente tiende a fijarse más en la imagen violenta sobre la otra, dado que tu cerebro interpreta esta violencia como una posible amenaza real.

El comportamiento de los  seguidores del Death Metal fue exactamente igual que el del reto fijando su atención en las imágenes más violentas.

“Si los fanáticos de la música violenta fueran insensibles a la violencia, que es lo que preocupa a muchos grupos de padres,  religiosos y juntas de censura, entonces no mostrarían este mismo comportamiento”. “Pero los fans mostraron el mismo comportamiento hacia el procesamiento de estas imágenes violentas como aquellos que no eran seguidores de esta música”.

Vamos que ni somos ajenos a la violencia, ni estamos insensibilizados, ni tiene ninguna contraindicación ver y escuchar metal extremo. Padres del mundo, podéis poner a vuestros hijos Death Metal sin miedo de estar formando a un futuro psicopata.

El vocalista de Bloodbath, Nick Holmes, realizó la siguiente declaración a la BBC News respecto a que usaran su música para este estudio.

“No tenemos ningún problema con eso”. Las letras son una diversión inofensiva, como lo demostró el estudio … La mayoría de los fanáticos del death metal son personas inteligentes y reflexivas que solo tienen una pasión por la música. Es el equivalente de personas que están obsesionadas con las películas de terror o incluso con aquellos que recrean batallas”

“La mayoría de los fans del ‘death metal’ son personas inteligentes y reflexivas que simplemente sienten pasión por la música. Es el equivalente a las personas que están obsesionadas con las películas de terror o, incluso, con las recreaciones de batallas de guerra”

0