El pasado enero en la Sala Upload de Barcelona se celebro el WORSHIP THE DEATH, BARCELONA EXTREME MEETING heredero de lo que una vez fue el Catalonia Extreme Winter, que este año no se ha podido celebrar la quinta edición por el cese de actividad de Chroma Nation. Pero de la mano del Sr Elias Ferreres, este nuevo proyecto surge con la intención de recuperar la esencia de lo que inicialmente fue ese festival.

Con un elenco de grupos y actividades paralelas en la misma sala… como servicio de cocina con hamburguesas, hot-dogs y patatas fritas o varios stands de venta de material de música del genero que nos gusta.

Para comenzar el festival, el primero en salir es Carmina Funebria, un solo músico con una tabla de mezcla, el ordenador y varios candelabros. Ambiente angustioso en lo que parece ser un ritual de muerte constante y su resurgir. Toco su ultima grabación “Ecce Mars”, que son dos temas y dura aproximadamente media hora. Para los más marchosos, aquí no encontrara ninguna guitarra distorsionada o una batería haciendo blast beats, solo el tipo y su dark ambiental.

Le sigue Necroracle, banda catalana que toca blackened death. Rodeados de calaveras, vísceras, candelabros y poca luz… comienzan su set basado en su CD “MMXVIII”, con temas veloces, guitarras distorsionadas y con buena técnica. Temas como “Through the Eyes of Death”, “Towers of Silence” o “Revelations” animo al persona un poco pocho por la actuación anterior.

Tocaron todo su setlist, M (cantante) se lo curro con una voz rota y gutural, que junto con el resto de la banda (C y K en las guitarras, J en el bajo y S en la batería) dejaron a los pocos más de 100 asistentes bastantes satisfechos.

 

Como remate final salen los gironeses de Old Blood. Banda veterana que toca black metal underground. Sin mucha parafernalia y salen los tres músicos a tocar su ultimo trabajo llamado “Ancestor”, temas de black metal puro y duro con temática dedicada a rituales antiguos y ocultismo.

Draco con su voz rasgada y aguda es el miembro más antiguo de la banda, Thanatos a la bateria y Crypt al bajo… salen, tocan y cuando terminan… se acabo.

 

En definitiva una buena tarde de metal extremo en sus diferentes variedades y alguna curiosidad. Gran iniciativa y esperando mas propuestas en la que podamos sumergimos próximamente.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

0